lunes, 30 de agosto de 2010

El amor y la compasión – Parte 14

Arcángel Gabriel

No es importante lo que sucede en tiempo de la Tierra en lo que se refiere al alma. Lo importante es la construcción del alma a través de la compasión y el amor. La compasión es una forma de amor, pero estamos haciendo una distinción entre estas dos palabras ya que algunos no comprenden perfectamente la compasión en su sentido más pleno.

Hay muchas formas de amor. Muchos reconocen la energía del amor y los sentimientos emocionales hacia el objeto de su amor si es un amante, un hijo o algo que conmueve al alma que pueda ser considerado hermoso.

La compasión es una forma de empatía. La compasión quiere el mayor bien para el otro, así como para cada ser, y eso incluye a la Tierra. Cuando crece la compasión, uno ve que toda forma de vida está conectada y que la conexión conduce a Dios.

Cuando la compasión y el amor son arraigados en el alma no hay necesidad de preocuparse acerca de si la Tierra se mueve bajo tus pies.

El mensaje anterior del Arcángel Miguel fue la base de nuestro amor por ustedes, este mensaje es acerca de su amor a Dios.

Se ha determinado que es importante ir dentro y buscar la fuerza de Dios en el alma. Esto es necesario, pero hay otro aspecto de esta sugerencia. Si uno puede ir dentro y recordar a su Dios, hay un camino que se establece para que la memoria pueda comenzar de nuevo.

Ha sido muy difícil reconectar después de lo que se rompió en la memoria desde la Atlántida. Los místicos han aprendido a hacer esto después de años de aislamiento ante el mundo y meditar. Ellos dijeron haber escuchado un sonido que es una nota musical de energía, que es una señal de la fuerza de Dios.

En la actualidad las nuevas energías que llegan a la Tierra están permitiendo esta conexión sin los años de trabajo requeridos en el pasado. Se podría decir que este es un atajo. Estamos sugiriendo que tienen como meta llegar a este sonido, porque este es el comienzo de la memoria.

Algunos ya están en el umbral de este logro y eso nos da una gran alegría. En este lado recordamos a nuestro Dios, porque no hemos sido cortados de la Fuente vibratoriamente. Hay una firma de vibración que lleva al recuerdo del Creador, y es importante que esto sea restableció.

En ese sonido existe una liga para la capacidad y esa capacidad es parte del esfuerzo creativo. Muchas habilidades se tomaron de la humanidad cuando cayeron a un estado inferior en el momento de la destrucción de la Atlántida.

Ustedes están próximos a la puerta de nuevo. Anteriormente, el Arcángel Miguel habló de cómo el miedo y la emoción que están en contra de su mejor interés. Me gustaría ir más allá de esa declaración diciendo que el miedo corta el vínculo de la memoria y es la base para la mayoría de las enfermedades.

Cuando los Sabios establecieron el plan para la progresión en este planeta, la emoción se iba a utilizar como un elemento de la experiencia. La emoción del miedo fue parte del instinto de supervivencia. Fue un gran motivador, sin embargo, el objetivo era que uno no debía internalizar este temor o identificarse con el, sino más bien permitir que sea la guía para la elevación a lo largo de la escala de progresión.

Las fuerzas del espíritu subestimaron lo fuerte que sería el vínculo del miedo mientras se movía a través de su biología. En otras palabras, uno se lleva el miedo entre los cursos de vida, ya que no se elimina del cuerpo emocional antes de la transición. Hemos explicado esto antes en Caos antes de la Creación con más detalle.

A medida que la Tierra se limpia, estos instintos de supervivencia pueden ser activados y el miedo puede surgir. Les sugerimos que no se identifiquen con este disparador y todas las noches limpien la constitución física del temor. Si ustedes pueden aprender este método y seguir la firma vibracional hacia a su Creador, entonces no hay nada que temer, no importa donde se encuentren. Ustedes han ganado, y la victoria es suya.

Arcángel Gabriel